Seleccionar página

NOCHE DE OVNIS

2020

 

22 AGOSTO 2020

Estás invitado a participar en la ALERTA  OVNI del día 22 de agosto.

Debes de tener en cuenta que no hay, no existe, una convocatoria oficial de encuentro presencial por parte de Crónicas de San Borondón en ninguna parte del archipiélago.

Se te convoca a “mirar al cielo” esa noche, de una forma distinta, compartiendo con tu familia y amigos más allegados, ese tiempo de búsqueda, vigilancia y atención hacia el cielo, pero teniendo en cuenta todas y cada una de las instrucciones y recomendaciones de los responsables sanitarios, políticos, sociales y de seguridad ciudadana de nuestra Comunidad.

Te lo digo de otra manera. ¡No! No nos vamos a ver decenas de personas o cientos, en ningún lugar concreto de la geografía de Canarias.

 ¿Entonces? Pues realiza la observación desde el lugar que elijas: la terraza de tu casa, el descampado cercano, el balcón, la ventana, la finquita familiar, o ese lugar que conoces desde donde puede observarse el cielo, con la menor contaminación lumínica posible. Sé responsable.

No voy a nombrarte ni distancias, ni mascarillas, ni medidas de higiene o limpieza. ¡Todo eso ya lo sabes! Actúa en consecuencia y de forma responsable para disfrutar de esa noche, compartiendo.

¡Pasemos un buen rato, diferente, solo o en compañía, mirando al cielo, pero siempre con responsabilidad!

UNA NOCHE PARA ESTAR ALERTA CON LOS OVNIS

Las llamadas Alerta OVNI, bajo esa etiqueta u otras similares como Noche de OVNIs, Alerta UFO, etc., cuentan con una dilatada historia tanto en España como en el resto del mundo. Hoy en día son convocatorias que se realizan a la población en general, y al público interesado en el Fenómeno OVNI en particular, para que una misma noche y durante una franja horaria concreta, se conviertan en observadores simultáneos del cielo. Vigilantes, a fin de cuentas, de la cúpula celeste y de todo el paisaje visible, capaz de dejar constancia de cualquier aparente “anomalía” de la que pueda ser testigo la persona participante.

SABER MÁS

El hecho de contar hoy en día con tecnología que inmediatiza las comunicaciones hace posible que, comunicada a tiempo real la observación, pueda ser corroborada por otros observadores situados en las proximidades de la misma, o bien a través de la franja de territorio en la que se mueve o dirección de la trayectoria si el estímulo comunicado presenta movimiento. Esta circunstancia, además de ayudar a sumar testigos, permite entre otras cosas, conseguir una descripción más precisa de lo observado, facilitar la toma de material audiovisual, o bien dar una explicación sobre la marcha a lo avistado a partir de observadores más cualificados o auxiliados por los programas de identificación astronómica, satelital o de trayectoria de aviones, por ejemplo.

Estas convocatorias surgen en una época en la que el Fenómeno OVNI se asimilaba con rapidez a la idea de vida inteligente en otros planetas. El componente tecnológico que en apariencia presenta el fenómeno, su aparente superioridad con respecto a nuestra tecnología humana, la exploración espacial desarrollada por diferentes naciones y la certeza de que la vida en el Universo debe ser algo inevitable, fueron elementos que daban sustento a la percepción de que el Fenómeno OVNI era el resultado de la visita a la Tierra de civilizaciones avanzadas.

Dicha posibilidad, una más de cuantas podían barajar los ufólogos, se veía reforzada por la presencia ocasional de humanoides en algunos encuentros cercanos, el fenómeno de las abducciones o secuestros y el propio testimonio de aquellos que decían mantener un contacto con los supuestos tripulantes que manejaban dichas naves.

Es por ello que, implícita o explícitamente, una Alerta OVNI actuaba en cierta manera como una invitación a que esas “inteligencias” se manifestaran ante un público mayoritariamente afín y expectante. En ocasiones la convocatoria se convertía casi en una invocación, y hasta en un desafío o prueba de fuego para los convocantes, que asumían con ello el reto de “demostrar” que los contactos eran reales y los OVNIs podían atender al requerimiento de dejarse ver en momentos concertados con antelación.

Por supuesto, las Alerta OVNI fueron y son entretenimiento, convivencia y hasta diversión, e incluso una oportunidad para visibilizar y promocionar programas de radio, televisión, revistas especializadas, colectivos de investigadores y aficionados, etc.

Nosotros, con esta NOCHE DE OVNIS no pretendemos otra cosa que recordar viejos tiempos, poner a prueba la capacidad de conexión que permite la tecnología, así como la de captación y análisis de los estímulos que también está al alcance de la mayoría. Es un modesto tributo a quienes investigaron o se sintieron fascinados por el fenómeno OVNI en el pasado, tanto si creyeron que había algo no terrestre y tecnológico en el mismo, como si honestamente lo atribuyeron a causas convencionales.

Es inevitable que el 22 de agosto de 2020, en un año francamente duro e inusual, miremos al cielo con alguna chispa de ilusión ante la posibilidad de ser testigos, aunque sólo sea de manera muy temporal, de algo aparentemente misterioso y difícil de explicar. Y también tendrá un punto de romanticismo al pensar que simultáneamente habrá muchas personas en nuestra misma situación, remedando una experiencia en gran medida humana y emocional, que a lo largo de las décadas nos empeñamos en convocar desde los puntos más dispares del planeta.

Radio club islas canarias

Esa noche seremos muchos los radioaficionados que estaremos mirando al cielo. Estaremos operativos en las frecuencias siguientes, para compartir cualquier novedad:

145.750  MHz Repetidor VHF del Pico del Inglés.
439.150 MHz Repetidor UHF de Ayosa ( Echolink EA8DGO-R)
Canal 7, tono 7 en PMR
27.225 MHz, correspondiente al Canal 22 de la Banda ciudadana, CB.
7.090 MHz o frecuencia libre próxima.
Vía Echolink 144.975 Tono 100.0. o EA8AIP-L

Si añadimos o cambiamos estas frecuencias, lo haremos saber oportunamente. En cuanto al sistema de interactuar con los componentes de Crónicas, y poder intervenir ante cualquier situación que sea relevante, se hará mediante las redes sociales, correo electrónico o Whatsapp.

Si eres testigo de lo  insólito, no dudes en contactar con nosotros

También puedes contactar a través de Whatsapp al número – 643 45 80 41 – o desde el botón habilitado en la parte baja de la web.

 

Política de privacidad

11 + 7 =

OTRAS ALERTAS

Nuestra última Alerta OVNI en 2010.
Han tenido que pasar 10 años para que, finalmente, nos animemos a lanzar una nueva convocatoria de Alerta OVNI a través de Crónicas de San Borondón. Por suerte, los aficionados a este tipo de eventos suelen tener cada año un par de eventos de este tipo, a nivel nacional y local, para “matar el gusanillo” organizados por otros compañeros. La nuestra la organizamos con los mismos compañeros radioaficionados que ahora participan en esta, con Ricardo Martín como pieza clave de un engranaje en el que todos/as sumamos. Fue una velada de radio y convivencia difícil de olvidar.
La Alerta OVNI de Milenio 3.
Más allá de las rivalidades del sector periodístico, en el “mundo del misterio” suele ser habitual la cooperación y la camaradería. Salvo puntuales excepciones en las que los egos, las humanas pasiones, la inexperiencia del recién llegado, e incluso el trastorno, hacen que no se respete el trabajo ajeno e incluso se compita, lo normal y natural es que grupos diversos y programas de cadenas “rivales” cooperen en congresos, alertas OVNI y otros eventos. Desde CSB nos sumamos a la última que puso en marcha Iker Jiménez y Milenio 3. Nos fuimos a la playa de La Tejita y lo pasamos en grande.
Operación Unidad Planetaria
¿Comenzó todo un 22 de junio de 1978? Quién sabe. Ese día se convocó a nivel mundial una curiosa cita, una especie de meditación en la que se instaba a lanzar un mensaje de buena voluntad al Cosmos. Se denominó Operación Unidad Planetaria, y tuvo una destacada repercusión y otras ediciones en años posteriores. En Canarias se reunieron en diferentes lugares y se tomaron extrañas fotografías en Las Cañadas del Teide, pero la experiencia fue de alcance internacional.
Abrir chat